Días sin horas

viernes, enero 27, 2006
 
Haiku en re bemol.

Trepa la nota de cristal hacia tu ojo.
Cae el silencio de una desarmonía.

(63) comments

martes, enero 03, 2006
 
Cartas desde el cielo
Una mirada en el más inocuo de los lugares, una sonrisa que me llega a confundir. Un deseo y un velo. La templanza viene a ser un don de héroes, lo que yo no soy. A caso es justo pensar que yo,... ella... Desde la razón no tiene sentido, desde los sueños sólo a veces. No la conozco.
Demasiadas barreras, o una, pero grande. Nunca fui un conquistador, ni mucho menos un ladrón de estrellas. No soy yo más que nadie para tener derecho a un trozo de cielo, a ese concretamente. Qué más da.
Ahora una sombra, de colores. Confusión, delirios nocturnos, otra vez. Levantarme soñando que no despierto. Y otra vez la amarga conciencia que me recuerda con sus pesadas palabras huecas:
- No es para ti. No llegas, eres pequeño- masculla la conciencia personificada en la dama negra.
- Pero yo sé que soy lo mejor para ella, porque nadie la puede desear como yo- le contesto.
- Tú eres tonto, no la deseas, es un capricho, se te pasará. Y lo de que eres mejor, no merece respuesta.
- Pero jamás podré estar seguro de quien tengo delante, ¿por qué no soñar que es lo que deseo? Más adelante ya veremos
- Entonces ¿harías daño a alguien por probar?
- Estás cediendo, te haces débil, me das el beneficio de la duda.
- Te equivocas, pero jugar contigo es divertidísimo, no sabes donde empiezan tus pensamientos y donde acaban los míos.
- Quizá... Y no, no quiero hacer daño a nadie. Pero yo le daría alas, le invitaría a tocar con los dedos las gotas de rocio, a hundir sus pies en la arena de la playa.
- Eso puede hacerlo ella con cualquier otro. Te crees especial por algo que no es intrínseco a ti.
- No todo el mundo lo hace.
- Pero todo el mundo puede, quizá no quiera hacerlo. Quizá te equivoques y ese no es el mejor camino. Quizá a ella esas cosas no le importan.
- Pero me ha dicho que sí, al menos que le gustan.
- A todo el mundo le gusta oir tus tonterías... acordándose de otra persona.
- ...
- Te ha dolido.
- Déjame en paz.
- Nadie dijo que fuera fácil, sólo que era posible.


(13) comments



Sigueme por RSS